En este mes de Septiembre hay muchas tradiciones para comentar, pero no es posible evitar enredarse con Santa Librada. Santa Quiteria es una de las hermanas de Santa Librada. En realidad parecen representar diferentes aspectos de una misma historia.

Un centro de culto importante de esta santa es la región de Gascuña (Francia), donde suele formar pareja con Santa Librada. Más al norte se venera en Burdeos y Ruan. En la localidad de Aire-Sur-Adour se asegura que están sus reliquias. Al sur de los Pirineos es frecuente su culto en Navarra y en Aragón, aunque se extiende por toda la Península.

quiteria-argente

Santa Quiteria. Iglesia parroquial de Argente (Teruel)

Las representaciones de esta santa son muy variadas. Puede aparecer portando su propia cabeza en una bandeja. El corazón es el atributo de Santa Quiteria en algunas representaciones.Otras veces puede ser un diablo con forma humana o un perro, con una cadena al cuello. Por ello se la considera santa protectora contra la rabia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Santa Quiteria. Iglesia parroquial de Villarroya del Campo (Teruel)

 

Es posible que la historia de Santa Librada y sus hermanas, todas nacidas de un mismo parto, sea más antigua, pero en el siglo XV su historia podría identificarse con un personaje histórico. La leyenda parece encajar con la vida de Ana de Bretaña.

Ana de Bretaña nació en 1477 en Nantes y fue la heredera única de su padre, el Duque Francisco II de Bretaña y de la infanta Margarita de Foix. A nivel personal siempre quiso la independencia de Bretaña, pero la cuestión del matrimonio la destinaba a ser la madre de un futuro rey.

Dama_z_gronostajem

La “Dama del armiño”, Leonardo da Vinci. Museo Czartoryski de Cracovia (Polonia)

Se acordó un compromiso matrimonial con Eduardo V de Inglaterra en 1581. Sin embargo este niño-rey de 12 años y su hermano menor, Ricardo, desaparecieron. Fueron llevados a la Torre de Londres y desde entonces se les dio por muertos.

Como consecuencia contrajo matrimonio con Maximiliano I de Austria, en contra de los intereses de Francia. Los franceses invadieron Bretaña y el matrimonio fue anulado, siendo obligada a casarse con Carlos VIII en 1491. Fue coronada Reina de Francia en 1492. Tuvieron cuatro hijos que fallecieron a temprana edad.

Carlos VIII muere en 1498. Como no tenía hijos, Ana estaba obligada legalmente a casarse con el siguiente rey de Francia, Luis XII. El problema es que el sucesor ya estaba casado. El asunto se resolvió al anular el Papa el matrimonio anterior, dejando a Luis XII libre para casarse en 1499. Se dice que vistió de blanco para la boda, sentando precedente para las novias desde entonces.

Tuvieron muchos hijos pero solo sobrevivieron dos hijas, Claudia y Renata. Ana fue enterrada en París en 1514 y su corazón fue enviado a Ruan, en un relicario de oro, para ser enterrado en la tumba de sus padres.

En cuanto a su personalidad, fue una mujer educada e inteligente. En la Corte de Carlos VIII se rodeó de humanistas italianos que difundieron los nuevos estudios en Francia. Fue mecenas del arte y amante de la música. También fue creadora prolífica de tapices. Parece probable que los “Tapices del Unicornio” que se encuentran en el Museo The Cloister, en Nueva York, fueron encargados por ella.

The_Hunt_of_the_Unicorn_Tapestry_1

“Tapices del unicornio”. Museo The Cloister (Nueva York)

 

Se dice que una de las piernas de Ana era más corta que la otra y que cojeaba. Por esta razón llevaba un tacón más alto en un zapato. Tenía una caja de piedras preciosas. Al azar solía elegir una y las ofrecía a sus visitantes.

En su primer matrimonio a los 14 años, Ana fue descrita como una chica joven de mejillas sonrosadas. El segundo matrimonio fue a los 22 años, después de sucesivos embarazos. Al final de su vida estuvo embarazada catorce veces y solo dos hijas sobrevivieron a la infancia.

Los detalles de la vida de Ana de Bretaña: niños, embarazos, zapato, oro y piedras preciosas, música…parecen ser elementos incluidos en la leyenda de Santa Librada. El corazón forma parte de la leyenda de Santa Quiteria. Los conflictos con su marido, Luis XII, podrían estar representados por el diablo con forma humana o el perro rabioso al que está unida por una cadena.

Estas representaciones no expresan aprecio hacia este rey por parte de sus autores. Hay que tener en cuenta que, en esta época, las guerras y conflictos eran continuos. Un reino podía pasar a formar parte del reino enemigo por razón de matrimonio, muerte o herencia. La política de matrimonios acabó por emparentar a todos los reinos de Europa, en función de intereses que eran muy cambiantes. En Bretaña había opositores a la unión con Francia. Posiblemente se desplazó a mucha gente desde Bretaña al Sur de Francia o a España. También hubo otras zonas en conflicto en esta época.

En Tarascón, en el Sur de Francia, es muy conocida la fiesta de la “Tarasca”, un monstruo parecido a un dragón. En esta fiesta la Tarasca desfila con Santa Marta, representada por una mujer joven vestida de blanco, que está unida al monstruo por una cadena. La leyenda dice que Santa Marta salvó a los habitantes del pueblo, al doblegar al monstruo y apresarlo con la cadena.

TarasqueStatue

La “Tarasque” de Tarascón

 

Serpientes y dragones son motivos muy antiguos presentes en muchas leyendas. La Tarasca es una especie de dragón que recuerda al puercoespín, que era el símbolo de Luis XII. Su escudo tiene tres flores de lis flanqueadas por un puercoespín y un perro. En algunas representaciones la Tarasca tiene rostro casi humano.

No solo en el Sur de Francia se realiza esta representación, también en muchas ciudades de España existe la Tarasca o “Coca”: Valencia, Tudela (Navarra), Granada, Toledo, Zamora, Redondela (Pontevedra), o en el Madrid del siglo XVI. En la “Danza de las espadas” de Redondela, participan las “penlas“, dos mujeres vestidas de blanco que llevan sobre sus hombros a dos niñas vestidas de ángeles, que parecen representar a las hijas de Ana de Bretaña. Al tener dos hijas, podrían heredar el Ducado y Bretaña podría independizarse. Finalmente no fue así, puesto que Claudia se casó con Francisco I y Bretaña quedó unida a Francia definitivamente.

R.Grobas. Fiesta del Corpus en Redondel

R.Grobas. Fiesta del Corpus en Redondel

 

Los artistas de la época se inspiraron en Ana de Bretaña. La “Dama del armiño“, de Leonardo Da Vinci, parece representar a esta futura madre de reyes. Posiblemente la “Dama del unicornio” de Rafael Sanzio, la representa como futura madre del rey de Inglaterra.

Lady_with_unicorn_by_Rafael_Santi

“Dama del unicornio” Rafael Sanzio. Galleria Borghese (Roma)

“Los Tapices del unicornio“, que se conservan en Nueva York, parecen narrar la desaparición del rey Eduardo V, con quien se iba a casar. El unicornio representa al rey, pero también a Inglaterra. La escena final podría tener varias lecturas. Aunque se ve que el unicornio fue herido, no está claro si murió.

Los tapices de Museo de Cluny en París, “La dama y el unicornio“, deben representar a aquella Ana de Bretaña de doce o trece años, que iba a casarse con el rey de Inglaterra. El motivo del unicornio y el león se corresponden con el escudo de la ciudad de Londres. Es una representación en un estilo casi infantil.

El último tapiz tiene un acertijo: “A mon seul désir…   “Mi único deseo es…” Posiblemente su mayor deseo era regresar a Bretaña.

The_Lady_and_the_unicorn_Desire

La “Dama y el unicornio” Museo Nacional de la Edad Media (París)

 

 

 

Ana de Bretaña, Santa Quiteria. Artículos de la Wikipedia