No es necesario viajar a Fantasía para intentar poner las cosas en su lugar. Si la “Ciencia” se define como: ” El conjunto de conocimientos objetivos y verificables sobre una materia determinada, que son obtenidos mediante la observación y la experimentación, la explicación de sus principios y sus causas, la formulación y verificación de hipótesis, y se caracteriza, además, por la utilización de una metodología adecuada para el objeto de estudio y la sistematización del conocimiento”, entonces, podemos decir, que la Historia, la Antropología y las Ciencias Humanas, en general, están mortalmente enfermas.

Una palabra aparentemente inofensiva, “diversidad“, una simple observación, ha ocupado el lugar de un principio. Cada vez que aparece en este lugar, que no le corresponde, se produce un tremendo vacío, y “La Nada” avanza de forma imparable.

Son tan grandes los destrozos que provoca el empleo equivocado de esta palabra, que nos hemos quedado estupefactos. “Diversidad” como principio, significa que no es posible el conocimiento, los principios y las leyes no existen, y, si existieran, no servirían para nada. Solo existe el aquí y ahora. Sólo el instante en que miramos por la ventana y vemos que hay “diversidad” nos convierte en científicos, puesto que el fin es el principio.

Las “letras” o Ciencias Humanas siempre fueron débiles. A nivel coloquial, “las letras” no son “ciencias”, sin embargo, podría acabar sucediendo lo mismo con las “Ciencias” consideradas fuertes e importantes.

En cuanto a palabras perdidas, la lengua más antigua de la Península es el “vasco o euskera“. Se dice que tiene un origen pre-indoeuropeo, pero esta época es tan remota, que no podríamos decir nada sobre ella, porque no tenemos ninguna referencia. Por tanto, es una teoría que no nos sirve como principio en esta historia.

hasdrubal_coin

Asdrúbal Barca

Sin embargo, podemos decir que la zona occidental de los Pirineos no fue en el pasado una zona aislada, más bien, todo lo contrario, puesto que fue una zona de paso y un lugar estratégico desde la Antigüedad. En 208 a.C., Asdrúbal Barca siguió esta ruta durante la 2ª Guerra Púnica, para auxiliar a su hermano Aníbal en Italia. Cruzó con su ejército los Pirineos por lo que hoy es el País Vasco, incluyendo elefantes de guerra nacidos y criados en Hispania.

dishekel_hispano-cartagines-2

Dishekel cartaginés con la efigie de Amilcar Barca, acuñado en Cartagena

Según una de las teorías sobre el origen del vasco, los restos del ejército cartaginés, compuesto de gentes de procedencias muy heterogéneas, de todos los puntos del Mediterráneo, se dispersaron por el Sur de la Galia, tras la derrota en Italia ante los romanos. Una gran parte encontró refugio en la parte occidental de los Pirineos y en la actual Aquitania.

En época romana siguió siendo una importante vía de comunicación. Se supone que Irún fue la antigua Oiasso de los romanos, uno de los puertos más importantes del Atlántico.

Esta teoría podría explicar las afinidades que tiene el euskera con lenguas del Norte de África, los Balcanes o la antigua lengua de los íberos. De cualquier manera, incluso adelantando su origen a este momento, es sorprendente que haya sobrevivido.

Quizás se mantuvo esta lengua debido precisamente a su posición, en lugar de paso constante en todas las épocas. Una lengua tan diferente podía hacer la función de una “jerga“, que solamente podían entender sus habitantes, y que les permitía diferenciarse de las gentes que cruzaban los Pirineos, en todo tipo de situaciones y circunstancias: libres, esclavos, ejércitos, nobles, siervos, comerciantes, etc. Las “jergas” o lenguas creadas por determinados grupos para diferenciarse de los demás, fueron muy frecuentes en el pasado. También tenían códigos secretos, que sólo conocían quienes pertenecían a estos grupos.

Los topónimos del País Vasco parecen indicar que la vida giraba en torno a ese paso continuo de gente, como el hecho de que muchas localidades tengan dos nombres diferentes. Por ejemplo, “Hondarribia” y “Fuenterrabia“. “Bia” es “vía” , es decir, “camino”, y “arribar” en castellano es llegar. “Arrive” en inglés y francés también es “llegar”. Parece que lo que reflejan estos nombres son dos puntos de vista. Mirando al mar o desde el mar, es un punto de llegada. Mirando desde el Sur, es un punto de salida de gente. Pueden ser dos idiomas o el mismo.

El uso de jergas fue muy habitual y todavía se conservan algunas, que son restos de las muchas jergas y modos de hablar que pudieron existir, sin que podamos precisar el momento de aparición. Están asociadas a diferentes oficios o actividades.

En Cantalejo (Segovia) se ha conservado la “gacería“, asociada a los vendedores de trillos que salían a vender por toda la Península. Conserva muchos arcaísmos y préstamos de otras jergas o lenguas con las que sus hablantes se relacionaban: francés, vasco, gallego, catalán y caló. Aunque la existencia de esta última y todos sus dialectos,  no ha sido reconocida, por no tratarse de una lengua territorial,  a pesar de tener una influencia en todas las lenguas con las que convive.

La palabra “gacería” parece que en vasco significa “bobada o tontería”. Se ha recopilado un vocabulario de unas 353 palabras y tiene las características propias de las lenguas no escritas, en las que la gesticulación desempeña un gran papel, puesto que se emplea dentro de un contexto y de unos códigos que pueden ser secretos.

También habría que pensar que quienes escribían en el pasado tenían su propia jerga y que fueron seleccionando unas palabras en lugar de otras, a lo largo de los siglos. Poco a poco se fue creando una gramática para sustituir el contexto o los códigos que se empleaban.

En “gacería“, “manes y sionas” significa “hombres y mujeres”. En vasco, “man” es “hombre”, pero también se utiliza esta palabra en inglés y en otros idiomas. Puede que en el pasado llegara a utilizarse en toda la Península, en algún momento, pero esta palabra no se conserva en castellano, aunque forma parte de otras palabras y de algunos topónimos.

800px-quintanilla_de_siones_-_iglesia_de_santa_maria_de_siones_07

Santa María de Siones. Foto: Wikipedia

El nombre de “Valle de Mena” en el norte de Burgos, podría interpretarse como “hombres”, puesto que “men” tiene este significado en inglés. Siones, que es el nombre de un pueblo del Valle de Mena, podría interpretarse como “mujeres”. En Siones se encuentra una conocida iglesia románica, principalmente por su abundante iconografía.

Uno de los relieves se dice que representa a Santa Juliana, enfrentándose con el demonio. Cuenta la leyenda que Juliana no quiso casarse con un senador romano que la pretendía y a quien puso como condición que se convirtiera al Cristianismo. Entonces fue encarcelada. Santa Juliana es conocida porque, estando presa, tuvo un gran dilema. Se le apareció el demonio, pero no como un monstruo, sino como un ángel de luz, que le decía que todo lo que rechazaba era, en realidad, bueno. Pero Santa Juliana no se dejó embaucar y encadenó al demonio. Finalmente sufrió el martirio y fue decapitada.

juliananicomedia

Ilustración de La leyenda Dorada. Bibliothèque Nationale de France

Al tratarse de una Santa, entendemos que su final no fue el final, puesto que tenía fe en la otra vida. Sin embargo, si hubiera renunciado a su fe, no hubiera podido vivir. El infierno, en la Antigüedad y en la Edad Media se entiende, a veces, como una repetición constante en la que el principio es el final, por toda la eternidad. No estamos halando de religión, pero lo que sucede, al suprimir los principios, no es algo muy diferente, porque nos condena a dar vueltas a lo mismo, sin que podamos avanzar.

 

botticelli_prado_103

Historia de Nastagio Degli Onesti. Sandro Botticelli. Museo del Prado

Siguiendo “la Historia Interminable“, su protagonista, después de visitar La Ciudad de los Antiguos Emperadores, decide que quiere salir de Fantasia y volver al mundo real. Para ello tiene que seguir unos pasos.

Primero, desear verdaderamente salir de Fantasia. Segundo, llegar a la Fuente de la Vida, donde se encuentra el AURYN, el símbolo de las dos serpientes fuertemente enlazadas, que se muerden la cola. Una vez que fue capaz de recuperar una imagen que le despertó un recuerdo de su vida anterior, en la Cueva de los Sueños Olvidados, pudo llegar a la fuente y conseguir que la serpiente blanca soltara su cola.

Después tuvo que responder a una sencilla pregunta, algo que no era fácil para alguien que lo había olvidado todo. Su nombre en el mundo real. Su respuesta tiene el efecto de la recuperación de un principio, y, con ello, la serpiente negra suelta su cola, permitiendo regresar al protagonista.

 

Foto destacada: Cartel de la película “la Historia Interminable”

Fuente: artículos de la Wikipedia