Santa Eulalia de Bóveda, Lugo. Foto: Patricia Pedrido

La paloma, “columba” en latín, y las aves en general, tuvieron muchos significados desde la más remota antigüedad, En el Antiguo Egipto las aves simbolizaban las almas de los difuntos que ascendían al cielo desde sus tumbas. A veces se representaban con cabeza humana y cuerpo de pájaro, algo que es también frecuente en el arte románico. La paloma en el Cristianismo es símbolo del Espíritu Santo, En el mundo medieval suele aparecer en las cabeceras de las iglesias, púlpitos y altares y suele representarse como una paloma que desciende del cielo, simbolizando, en este caso, la unión entre cielo y tierra o la palabra de Dios.

La identificación del dios celta Lug y San Columba puede ser debido a que Lug es el dios de la luz, y su significado puede entenderse metafóricamente como “iluminación”, que es una idea comprensible desde un punto de vista cristiano.

En la ciudad de Lugo, nombre que procede posiblemente del dios celta, existe un santuario tardo-romano del s.III, Santa Eulalia de Bóveda, dedicado a la diosa Cibeles y reconvertido después en el culto a Santa Eulalia. Se conservan las pinturas murales del interior de la cripta, que representan aves. Los pájaros y sus cantos tenían una relación con el santuario y su funcionamiento como oráculo. Los fieles oían los cantos de los pájaros vivos, que permanecían ocultos a la vista, siendo interpretados como cantos proféticos.

Cibeles es la diosa de la tierra  y tiene atribuciones relacionadas con la maternidad, fertilidad, la muerte y resurrección de la tierra. Parece ser equivalente a la diosa celta Brigid y podríamos deducir que Santa Eulalia es el contrapunto cristiano de estas diosas. Sin embargo, no es tan sencillo, porque Brigid es una diosa triple y otras santas podrían identificarse con otros significados o facetas de Brigid. Esta diosa celta procede de Irlanda y debe ser equivalente a la diosa Brigantia en la Galia e Hispania.

Santa Columba                                                               Diosa celta Brigantia

Si Cibeles es la diosa de la tierra, Demeter es la diosa de la vida, de la agricultura y de la fertilidad. En una época en la que se produce el sincretismo entre diferentes religiones y cultos de las más variadas procedencias tuvo que ser muy difícil establecer una separación clara entre las atribuciones de cada uno de los dioses. En un mismo templo se podía dar culto simultáneamente a varias divinidades, como pudo ocurrir en el templo de Santa Eulalia de Bóveda.

El origen de Santa Eulalia parece estar en Merida (Badajoz), ciudad agrícola muy romanizada del sur de Hispania. El culto a Demeter es muy importante por la difusión que tuvieron los “misterios eleusinos”, cuyo origen está en Grecia pero fueron muy populares en el Imperio Romano. En general representan el ciclo agrícola. Tres meses de invierno en los que Perséfone permanece en el mundo de la muerte y los nueve mese en los que es devuelta a su madre Demeter, que coincide con el renacimiento y regreso de la vida y de las plantas a la tierra.

Las celebraciones empezaban en Septiembre, mes llamado “boedromion” en griego. El sacrificio de un toro formaba parte de los rituales así como el fuego y la vida tras la muerte.

La leyenda de Santa Eulalia, cuya festividad se celebra el 10 de Diciembre, cuenta que su cuerpo sufrió múltiples torturas. Finalmente murió entre las llamas y en ese momento surgió una paloma. Su cuerpo fue cubierto por la nieve hasta que fue recogido y llevado a un santuario o cueva. Junto a la Basílica, construida en el siglo XIII, se conserva un pequeño templo que llaman popularmente “hornito”. Parece ser una capilla o cubículo donde se depositaron los restos del cuerpo de la santa.

Unknown

 “Hornito” de Santa Eulalia(Mérida). Foto:Cofrades Sevilla

El culto a Santa Columba, nombre que corresponde a varias santas, (la más conocida es Santa Columba de Sens, pero también de Cornualles, de Córdoba o de Roma), parece que se popularizó en el siglo XIII o XIV. Este culto corresponde a otro momento de la Edad Media y a otras circunstancias. Sin embargo, conserva algún parecido con la leyenda de Santa Eulalia, puesto que fue encerrada en prisión, quemada en una pira y después decapitada. Se suele representar junto a un ángel. Su festividad es el 31 de enero.

12886022

 Obelisco de Santa Eulalia (Mérida). Foto: javaeyens

La festividad de Santa Brígida es el 2 de Febrero. Esta santa es muy importante en Irlanda pero poco conocida en España. Según la mitología celta, Brigid tenía una llama en la cabeza que la conectaba con el universo, El 2 de Febrero es la festividad de la Virgen de la Candelaria. Posiblemente las fiestas tradicionales en las que se encienden hogueras y luminarias sean un recuerdo de las costumbres paganas, que coinciden con el momento en el que la naturaleza empieza a renacer. En el calendario celta es el mes de Imbolc y en el calendario cristiano se celebran la Purificación de la Virgen y la Fiesta de las Candelas.